Contracturas musculares

Patologia Contracturas musculares de dorsales

La contractura muscular es la causa más frecuente de dolores dorsales. Son muchos y muy diversos los músculos que forman el tórax humano.

Los músculos que con más frecuencia se contracturan son:

  • Multífidos paravertebrales
  • Longísimo dorsal
  • Romboides
  • Serrato posterosuperior
  • Intercostales

¿Qué es una contractura muscular?

Una contractura es la contracción continuada e involuntaria de un músculo y sus fibras, que provocan dolor y una alteración de su funcionamiento habitual. Esto impide que la sangre llegue a las células musculares y se acumulen toxinas, lo que hacen que las terminaciones nerviosas del músculo envíen señales al cerebro, provocando dolor.

¿Causas?

  • Estrés emocional:

Puede provocar una contractura involuntaria debido a que se está en constante tensión.

  • Deporte o exceso de actividad en ciertos trabajos manuales:

Esta es la causa principal en el caso del tórax. El exceso de ejercicio o actividad física también somete al cuerpo a un estrés físico y la respuesta reactiva o defensiva del cuerpo es la contracción involuntaria y continuada del musculo estresado y por tanto la provocación de dolor que obliga y sugiere el parar o bajar la carga de trabajo.

Las contracturas dorsales son muy comunes en trabajos donde se levantan grandes pesos y generalmente sin calentar, y por consiguiente, ponemos a prueba nuestros músculos constantemente en profesiones como por ejemplo mecánicos, albañiles, jardineros…etc.

  • Deshidratación o mala alimentación:

Se considera que la falta de agua así como de otros componentes como el magnesio, el potasio, la glucosa o el sodio puede aumentar las posibilidades de sufrir una contractura o un calambre, ya que son elementos que las células musculares necesitan para su correcto funcionamiento. La falta de estos provoca un mal funcionamiento fisiológico en el músculo, lo que facilita la contractura.

Síntomas:

  • Dolor interescapular que puede agravarse con el movimiento de los brazos hacia arriba.
  • Dolores al realizar giros o al agacharnos a coger un objeto del suelo.
  • Dolor al estornudar, toser o reír, o incluso dolor con la respiración profunda que nos atraviesa hasta la parte anterior del pecho.
  • Dolor irradiado o referido a la parte anterior del tórax.

Tratamiento:

El tratamiento consiste principalmente en Masaje Descontracturante Profundo y calor en profundidad (Microondas o con Diatermia (Radiofrecuencia)). Ahora bien, algunos de estos músculos son tan profundos y fibrosos que no llegamos a sus capas más profundas. Para estos casos se recomienda la Punción Seca pero siempre ecoguiada ya que la pleura del pulmón está muy cercana y se corre el riesgo de producir un Neumotórax si no se realiza con alta precisión. También están indicadas las Técnicas Osteopáticas para liberar bloqueos y dar movilidad articular que posteriormente ayuda con la relajación muscular.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?