Metatarsalgias

Patología Metatarsalgias

¿Qué es la Metatarsalgia?

Se conoce como Metatarsalgia al dolor o inflamación del metatarso, situado entre la zona media de la planta del pie justo en el nacimiento de los dedos. El metatarso es un punto sobre el que más peso se apoya al caminar o correr, esto provoca que sea proclive a sufrir dolores y padecer lesiones y, cuando esto sucede, se acaba generando un apoyo excesivo lo que provoca el dolor al paciente, especialmente al hacer ejercicio o caminar en exceso.

En un primer momento, el dolor desaparece con el reposo, pero si no se trata de forma temprana, el dolor puede afectar sólo al caminar o incluso sin tener que apoyar el pie. Habitualmente, la Metatarsalgia se manifiesta o va acompañada de durezas o callosidades en la planta del pie.

Patología Metatarsalgias

Causas y síntomas:

La causa habitual de la Metatarsalgia, y la más común en los deportistas, es una mala biomecánica en la fase de despegue al caminar que consiste en elevarse sobre los dedos. Esto produce una presión excesiva sobre la cabeza de los metatarsianos que produce dolor e inflamación con cada paso.

No obstante, hay otras muchas causas como el uso de un calzado inadecuado, especialmente con excesivo tacón, poca suela o con punta demasiado estrecha. Las deformaciones como; los juanetes, las fracturas, el neuroma de Morton (engrosamiento del nervio situado entre los huesos metatarsianos) o la propia morfología del pie, especialmente si es cavo, son también causas muy comunes de la Metatarsalgia. Por último, también se debe tener en cuenta si el paciente tiene es de edad avanzada o padece sobrepeso.

La Metatarsalgia se manifiesta en algunas ocasiones con durezas y callosidades y provoca en el paciente una sensación de dolor punzante o quemazón, cercano a los dedos de los pies y que aumenta si se camina descalzo, sobre superficies duras y durante el movimiento o la práctica de ejercicio.

Tratamiento:

El tratamiento conservador se basa en la utilización de las terapias físicas para desinflamar los tejidos afectados. Es de gran ayuda la Diatermia o radiofrecuencia, los Ultrasonidos (U.S.), corrientes T.E.N.S y las movilizaciones manuales para oxigenar los tejidos afectados. En caso de fracasar el tratamiento fisioterapéutico, se puede recurrir a las infiltraciones ecoguiadas de corticoides o de ozono.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?