Fascitis Plantar

Patologia Fascitis Plantar

¿Qué es la Fascitis Plantar?

La Fascitis Plantar consiste en la inflamación o degeneración de la fascia plantar. La Fascia Plantar es una banda de tejido elástico que se extiende desde el calcáneo hasta la zona Metatarsal, situada delante de los dedos del pie. Esta estructura tiene una función esencial en la marcha, pues es una de las principales responsables de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo. Además, se encarga de proteger los metatarsianos evitando un exceso de flexión de los dedos.

Incidencia:

Esta lesión es de las más comunes entre los deportistas y suele producirse sobre todo en corredores de fondo o ultramontaña, o en jugadores de baloncesto, por tener que hacer largas carreras sobre una superficie irregular o realizar constantes saltos.

Este trastorno se produce de forma bastante habitual en pacientes jóvenes y deportistas. En aquellos que no practican deporte con asiduidad suele presentarse a partir de los 45 años.

Causas:

La Fascitis Plantar se debe a la reiteración de correr unido a una mala pisada en una superficie dura o no uniforme.

También puede estar causada por un pie cavo, un pie vago o un exceso de curvación que provoca la inflamación de la fascia.

Otras posibles causas de este trastorno son la debilidad muscular (tibial posterior), la mala sujeción del calzado o un aumento repentino de la actividad física o del peso.

Síntomas:

El síntoma principal de esta lesión es el dolor que se produce en la zona interna e inferior del talón, la parte en la que se inserta la fascia plantar, y que suele manifestarse más intensamente por las mañanas debido a la rigidez matutina de la fascia, que por la noche se acorta.

El dolor suele ir acompañado de hinchazón leve, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.

En el caso de los deportistas, el dolor solo aparecerá por la mañana y tras la práctica de la actividad deportiva por lo que, en general, podrá seguir realizando la actividad.

Patología fascitis plantar

Diagnóstico:

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica y la exploración física. Y apoyado en la ecografía que se le realizará en la consulta. La fascia plantar generalmente no mide más de 4 milímetros, independientemente de si se trata de un hombre o una mujer, o de la altura de los mismos. Por lo tanto si no encontramos con una imagen superior a 4 mm decimos que la fascia tiene patología.

Tratamiento:

El tratamiento inicial se basa en descontracturar la musculartura que inserta en zonas colindantes: Cuadrado Plantar, Flexor corto del pie, soleo y gastrocnemios. En multitud de ocasiones la sintomatología desaparece al quitar las tensiones musculares de la zona.  Las técnicas elegidas son el Masaje Descontracturante y la Punción Seca.

No obstante, el tratamiento estrella consiste en la realización de la Electrolisis Percutánea Musculoesquelética en la zona que ecográficamente se visualice como Hipoecoica. Es decir, en la zona que a través del ecógrafo se visualice más oscura o negra es donde se va a actuar ya que será este tejido el que tenga las fibras de colágeno más degeneradas.

Lo que pretendemos es darle una ayuda al tejido dañado para que intente regenerarse. No nos olvidamos de los estiramientos en casa. Si el tratamiento fisioterapéutico fracasara se recurrirá a la medicina regenerativa utilizando inyecciones de Plasma Rico en Plaquetas (P.R.P) o factores de crecimiento.

Hoy en día las cirugías de la fascia plantar no son tan agresivas como hace años y se puede realizar un desinserción de parte de la misma realizando cortes con el bisel de un aguja sin necesidad de abrir la piel. Es decir, gracias a la ecografía este tratamiento quirúrgico se puede realizar de forma ambulatoria sin necesidad de hospitalización.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?