Condromalacia Rotuliana

Patología condromalacia rotuliana

¿Qué es la Condromalacia Rotuliana?

La condromalacia rotuliana también conocida como condromalacia Patelar o síndrome patelo-femoral es una enfermedad caracterizada por la degeneración de la superficie del cartílago que constituye la cápsula posterior de la rótula.

Causas:

Puede generarse a partir de una lesión aguda de la rótula o mediante la fricción crónica entre la rótula y la articulación del fémur al mover la rodilla por un mal alineamiento entre el fémur y la tibia, debilidad de la musculatura del muslo o giros anormales durante la marcha.

Es un padecimiento bastante común entre adultos jóvenes, especialmente jugadores de baloncesto, vóley, fútbol, ciclistas, tenistas y corredores.

Sintomatología:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla, típicamente relacionado con la actividad física y que empeora al subir y bajar escaleras o al correr por superficies duras. Este dolor también aumenta tras una prolongada flexión de rodilla. En estos casos el dolor se acompaña de sensación de rigidez y dificultad para extender la rodilla.
  • Roces y chasquidos de la rótula sobre el fémur durante los movimientos de flexo-extensión de la rodilla.
  • Se puede apreciar también debilidad del cuádriceps, especialmente del vasto interno.
  • Acortamiento de la cadena muscular posterior (isquiotibiales, tríceps sural, fascia lata, etc) lo que contribuirá a una anormal biomecánica femoro-rotuliana.

Patología condromalacia rotuliana

Pruebas y exámenes:

El diagnóstico de la condromalacia rotuliana es principalmente clínico. Las principales herramientas para detectar un síndrome femoro-patelar son los test exploratorios de Zohlen, el de Smillie y el de Aprehensión de Farbank, que servirán para detectar anomalías en el cartílago rotuliano y también las pruebas de imagen, como las radiografías o la resonancia magnética.

Grados: (a medir en resonancia magnética)

  • Grado 0. Normal.
  • Grado 1. Hiperseñal en secuencias T2, con superficie del cartílago intacta.
  • Grado 2. Fibrilación de la superficie articular. Pérdida de cartílago menor del 50% del espesor del cartílago.
  • Grado 3. Adelgazamiento >50%, fisuración (ulceración).
  • Grado 4. Exposición subcondral.

Tratamiento

El tratamiento de la condromalacia rotuliana debe ser integral y holístico. No podemos solamente basarnos en la Estructura patológica. Hay que observar toda la biomecánica de la rodilla. Es fundamental un buen estudio biomecánico para encontrar el origen del problema.

Un buen programa de ejercicios para potenciar el vasto interno del cuádriceps es fundamental. Encontrar los problemas biomecánicos será la meta, poniendo un énfasis especial en la pisada y en la cadera. Ver si hay acortamiento de isquiotibiales o falta de elasticidad en ciertas estructuras. Para el tratamiento de la Patología en sí o de la estructura diana es de gran ayuda:

  1. Movimientos o deslizamientos hacia medial de la rótula.
  2. Descarga del Tensor de la fascia lata, y de todo el cuádriceps en general con Masaje Descontracturante o Punción Seca.
  3. Infiltraciones de ácido hialurónico para reducir la fricción dentro de la articulación o infiltraciones de Plasma Rico en Plaquetas (P.R.P.) o factores de Crecimiento
  4. Fortalecimiento del Vasto Interno de cuadriceps.
Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?