Esguinces

Patología: Esguinces de tobillo

¿Qué es un Esguince de tobillo?

Un esguince de tobillo es una lesión que se produce cuando te doblas, tuerces o giras el tobillo de una forma extraña. Esto puede estirar o desgarrar las bandas resistentes de tejido (ligamentos) que ayudan a mantener los huesos del tobillo unidos.

Los ligamentos ayudan a estabilizar las articulaciones evitando el movimiento excesivo. El esguince de tobillo se produce cuando se fuerzan los ligamentos más allá de su amplitud normal de movimiento. La mayoría de los esguinces de tobillo suponen lesiones a los ligamentos en el lado externo del tobillo(Esguince en inversión).

Síntomas:

Los signos y síntomas de un esguince de tobillo varían según la gravedad de la lesión. Algunos de ellos son:

  • Dolor, no especialmente cuando soportas el peso sobre el pie afectado sino al supinarlo.
  • Dolor ligero al tocar el tobillo
  • Hinchazón
  • Hematomas que pueden extenderse por todo el pie o incluso subir por encima del tobillo.
  • Amplitud de movimiento limitada
  • Inestabilidad en el tobillo
  • Sonido o sensación de chasquido al momento de la lesión

Las causas de un esguince de tobillo pueden comprender:

  • Una caída que hace que te tuerzas el tobillo
  • Caer mal en un pie después de saltar o de girar
  • Caminar o hacer ejercicio sobre superficies irregulares
  • Otra persona te pisa el pie durante una actividad deportiva o cualquier otro traumatismo

Patología Esguinces de tobillo

Factores de riesgo:

  • Estado físico deficiente. Si no tienes suficiente fuerza o flexibilidad en los tobillos, es posible que tengas un riesgo mayor de sufrir un esguince cuando practicas deportes.
  • Falta de propiocepción.
  • Hiperlaxitud en la articulación.
  • Pie cavo.
  • Calzado inadecuado: Los calzados que no se ajustan como corresponde o que no son adecuados para determinada actividad, así como los zapatos de taco alto en general, hacen que los tobillos sean más vulnerables a las lesiones.

Grados:

  • Grado I: Lesión leve, sobre-estiramiento del ligamento con micro-roturas.
  • Grado II: Lesión moderada, rotura parcial del ligamento.
  • Grado III: Lesión grave, rotura completa del ligamento.

Tratamiento:

Las primeras 72 horas después de un esguince se tiene como objeto conseguir un efecto analgésico e intentar minimizar la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Esto se consigue con el método R.I.C.E:

  1. Reposo: Se evitará poner en carga el tobillo.
  2. Hielo: Se aplicará hielo con descansos y con intervalos de 15 min. No se aplicará directamente sobre la piel.
  3. Compresión: Colocar una tobillera o realizar un vendaje compresivo de distal a proximal.
  4. Elevación: Intentar mantener el tobillo afectado elevado unos 20 cm por encima del corazón.

Una vez terminado el periodo Agudo de 72 horas se comenzará el tratamiento fisioterapéutico. En consulta se realizará una ecografía para descartar fisuras de peroné.

El tratamiento fisioterapéutico consta de 3 Fases.

  • 1) Reducción del edema y analgesia: drenajes linfáticos y descontractura de la musculatura Peronea generalmente afectada para dar más estabilidad al tobillo. Las técnicas a aplicar son Punción Seca o Masaje Descontracturante.
  • 2) Regeneración y proliferación de fibras nuevas: Proceso que modularemos y aceleraremos mediante: Electrolisis Percutánea Musculoesquelética que realizaremos siempre de forma ecoguiada Diatermia o Tecarterapia.
  • 3) Fortalecimiento y Propiocepción: Ejercicios orientados a fortalecer las estructuras periarticulares y a ganar propiocepción para no volver a recaer.
Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?