Roturas de fibras del gemelo

Patología Roturas de fibras del gemelo

¿Qué es la Rotura de Fibras del Gemelo?

La rotura de fibras del gemelo es una lesión frecuente, esta puede ocurrir tanto en personas deportistas o no, esta musculatura corresponde al grupo muscular que se conoce normalmente como pantorrilla, esta se ubica en la parte posterior de la pierna y está constituida por los gemelos o gastrocnemios y el sóleo; este grupo muscular es llamado Tríceps Sural. La función principal de este grupo muscular es de realizar la flexión plantar del pie.

La rotura de fibras del gemelo o desgarro muscular implica la ruptura de un número variable de miofibrillas, que es la unidad funcional del músculo, pero puede llegar hasta la rotura completa del músculo.

La rotura de fibras del gemelo puede darse de forma parcial o completa, además de estas pueden verse afectadas las estructuras circundantes a éste.

Grados la Rotura de Fibras del Gemelo:

  • Las roturas de fibras del gemelo Grado I o leve, se caracterizan por existir un estiramiento o rotura mínima de alguna fibra muscular. El deportista va a presentar dolor o molestia muy ligera, además de esto puede presentar una tumefacción (inflamación) pequeña, hematoma y con ligera limitación funcional.
  • Las roturas de fibras del gemelo Grado II o moderada se caracterizan por existir una rotura moderada de las fibras musculares. El deportista va a presentar dolor o molestia moderada a la palpación, la inflamación o tumefacción será más evidente, hematoma y con limitación funcional moderada casi incapacitante.
  • Las roturas de fibras del gemelo Grado III o grave, se identifican ya que existe la rotura completa del vientre muscular, el deportista va a presentar dolor intenso y constante, la zona se encuentra inflamada y suele haber presencia de hematoma e incapacidad funcional.

Causas de la Rotura de Fibras del Gemelo:

La rotura de fibras del gemelo se produce a causa de un estiramiento excesivo, colocando así en sobretensión a la misma, como consecuencia de una contracción que se encuentra a una gran resistencia externa o por contracción de un grupo muscular se asocia a una rotura conjunta del: perimisio, epimisio y de los vasos sanguíneos responsables de la hemorragia, que provoca a su vez el hematoma lesional.

A su vez esta lesión puede presentarse a causa de un traumatismo, que exista una sobrecarga muscular o fatiga muscular intensa, por mala o inadecuada preparación previa al ejercicio o práctica deportiva; es decir que no se ejecuten adecuadamente los estiramientos y el acondicionamiento neuromuscular, entre otras.

Síntomas la Rotura de Fibras del Gemelo:

La sintomatología presente en la rotura de fibras del gemelo son las siguientes:

  • Dolor intenso de tipo punzante al momento de la lesión.
  • Dolor a la palpación
  • Al palpar la zona afectada se percibe en algunos casos un agujero o la rotura de las fibras musculares
  • Limitación funcional
  • Tumefacción o inflamación
  • Hematoma (en algunos casos el hematoma no es perceptible)

Cabe destacar que, al existir una rotura de fibras del gemelo, en el 98% de los casos es en el gemelo interno. Cuando hay dolor en la zona externa y posterior de la pierna el responsable suele ser el músculo Sóleo.

Tratamiento:

En primer lugar, se procederá a la realización de una ecografía en consulta. En ocasiones es necesario esperar entre 24-48 horas, desde que se produjo la lesión, para que se pueda visualizar la lesión. Una vez diagnosticada la lesión basándonos en los síntomas y en las imágenes de las pruebas diagnósticas se iniciará el tratamiento que constará generalmente de 3 semanas o más en función del grado de rotura.

  • 1º semana: Vendaje funcional para que la musculatura pueda movilizarse pero no llegar a su máxima elongación. En esta primera semana el cuerpo depositará un exceso de fibras de colágeno en la zona a reparar para la regeneración de la misma. Está indicado el uso de la Electrolisis Percutánea Musculoesquelética en esta primera fase aguda para intentar cambiar el P.H ácido de la zona. la corriente galvánica es aplicada a través de una aguja y siempre visualizada mediante técnicas ecográficas es de gran ayuda para alcalinizar el medio interno y así ayudar en el proceso de regeneración tisular
  • 2º semana: Sigue estando indicada la Electrolisis Percutánea Musculoesquelética ecoguiada y se puede empezar a realizar estiramientos activos por parte del paciente pare realinear las fibras de colágeno que se vayan formando.
  • 3º semana: Electrolisis Percutánea Musculoesquelética para intentar que la cicatriz no fibrose y se haga los más flexible posible, masajes en la zona con el mismo fin, Ultrasonidos (U.S) y comienzo de los estiramientos pasivos. El resto de semanas y siempre en función de la evolución del paciente se puede empezar poco a poco con la actividad deportiva con un grado de intensidad bajo.

Importante durante todo el proceso hacer un seguimiento ecográfico ya que si se produce hematoma en tejidos muy internos hay posibilidad de que se encapsule y osifique. Esto suele ocurrir entre 8 y 9 días desde el inicio de la lesión. Por lo tanto, es necesario aspirar el edema, mediante técnicas ecoguiadas, antes de la osificación ya que una vez osificado el único tratamiento posible es el quirúrgico.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?