Biceps. Roturas de fibras y tendinosas (signo de Popeye)

Biceps. Roturas de fibras y tendinosas (signo de Popeye) - Clínica de Fisioterapia Avanzada Martín Vasco, Talavera

Repaso de anatomía:

El músculo bíceps braquial, como indica su nombre, está compuesto por dos vientres o dos cabezas con diferentes inserciones proximales a nivel del hombro:

  • Porción larga: La más externa. Se inserta en el tubérculo supra glenoideo de escápula, su tendón desciende entre ambos troquíteres hasta formar el vientre muscular.
  • Porción corta: Insertada en apófisis coracoides de la escápula desde donde desciende verticalmente.

Ambos vientres se fusionan en una misma inserción distal a nivel de la  tuberosidad del radio y fascia del antebrazo a través de la aponeurosis bicipital.

El signo de Popeye.  Definición y síntomas:

La desinserción o rotura de la porción larga es más frecuente que la corta dada su posición y generalmente en pacientes de edad avanzada, atletas o pacientes cuya ocupación requiera movimientos repetitivos con éste músculo. Puede producirse tras sobreesfuerzo o bien espontáneamente, cursando  en ocasiones con una sensación de “calambre” con la aparición de una tumoración correspondiente al vientre musculo, lo que conocemos como signo de Popeye, puesto que nos recuerda a tan entrañable personaje,  acompañado en ocasiones de hematoma  en piel.

La rotura de fibras del bíceps no produce el signo de Popeye en sí pero si la tumoración e impotencia funcional propia de una rotura fibrilar. Y por supuesto siempre quedará la secuela de la cicatriz interna que dejará en el musculo el tejido fibroso o colágeno de reparación de los mismos.

Causas:

  • Las roturas de fibra son especialmente comunes en deportes como la halterofilia o entreno con pesas.
  • El sobreentreno o un mal calentamiento antes de la actividad física.
  • La mala alimentación o el poco descanso favorecen estas situaciones.

Diagnóstico:

El diagnóstico generalmente es clínico, aunque será confirmado con la ecografía que se realizará en la consulta.

Tratamiento:

Es muy frecuente la rotura de fibras del bíceps braquial y también tiene cierta prevalencia la rotura total o parcial del tendón de la cabeza larga del bíceps. Lo primero es un buen diagnóstico basado en la clínica y en las pruebas de imagen (con la ecografía es suficiente).

Si la desinserción del tendón es completa el tratamiento es quirúrgico.

Pero si el diagnóstico es de rotura parcial o de rotura fibrilar bicipital, la Electrolisis Percutánea Musculoesquelética será la técnica estrella: Se puede realizar desde el primer día para alcalinizar el medio. Y en fase no aguda también para reducir el exceso de tejido de colágeno que se forme. A partir de la semana de la lesión se comenzará con los estiramientos analíticos activos y a partir de la segunda semana con los pasivos analíticos para ir reorientando las nuevas fibras de colágeno que se formen.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?