Tendinitis del Tríceps

Patologia Tendinitis del Tríceps

El músculo tríceps braquial (Tríceps brachii o Tríceps extensor cubiti) está situado en la región posterior del brazo. Está constituido en la parte superior por tres vientres o porciones: porción larga y vastos interno y externo. Es el único músculo que encontramos en la parte posterior del brazo.

a porción larga se inserta, en la zona proximal, en el borde inferior de la cavidad glenoidea de la escápula; el vasto externo en la aponeurosis intermuscular y en la cara posterior del húmero; el vasto interno en la aponeurosis intermuscular y cara posterior del húmero. En la zona distal se insertan, mediante un tendón común, en la cara posterior y borde del Olécranon

Causas de la lesión o factores de riesgo:

Aunque la práctica deportiva está claramente relacionada con la afectación de este músculo, el uso excesivo del mismo, la falta adecuada de calentamiento previo al ejercicio o un traumatismo en la parte superior del brazo también son motivos frecuentes de aparición de lesiones. Los deportes que implican lanzamientos, como el béisbol, o el levantamiento de pesas son los que tienen mayor riesgo de sufrir problemas en el tríceps.

Otras causas relacionadas con la lesión de este músculo son el envejecimiento, el estilo de vida sedentario, el levantamiento de objetos pesados o el consumo de determinados antibióticos. El abuso de esteroides anabolizantes también es un factor de riesgo en esta y otras muchas Tendinitis o Tendinosis.

Entre los factores predisponentes de esta lesión se enumeran los trastornos endocrinos o metabólicos, la insuficiencia renal o la bursitis del Olécranon crónica.

Epidemiología de la lesión del tríceps:

Las tendinopatías del tríceps se ven favorecidas por el exceso de carga o por microtraumatismos, deportivos o laborales, repetidos. Cuando el tríceps se coloca en una condición de carga desfavorable, como bajar un objeto muy pesado, el riesgo de lesión se eleva.

La rotura del tendón del tríceps es muy infrecuente y puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres.

La edad media de aparición está entre la tercera y cuarta década de la vida, pero las roturas del tríceps se han observado en ambos extremos del espectro de edades, incluyendo a niños (de siete años de edad), a adolescentes en los que la fisis del Olécranon acaba de cerrarse, hasta individuos en la octava década de la vida.

Síntomas:

El paciente refiere dolor leve, moderado o severo, dependiendo del grado de lesión.

Si el paciente padece una Tendinopatía los síntomas siempre variarán, desde dolor con el ejercicio, después de este o antes del ejercicio y durante el mismo, con limitación funcional y pérdida de fuerza.

Puede haber hinchazón o aparición de hematomas si ha habido una rotura de tríceps. En estos casos, y según el grado, se puede producir la pérdida de fuerza. Rara vez los pacientes podrían tener calambres o espasmos musculares.

Diagnóstico de la lesión:

Aunque el diagnóstico de la Tendinitis o Tendinosis del tríceps es habitualmente clínico, en algunas ocasiones  puede pasar desapercibida debido tanto al enmascaramiento de los signos principales como, dolor, tumefacción y equimosis de la fase aguda, como a la persistencia de cierto grado de movilización activa.

Se aconseja, y en la consulta se lo haremos, la realización de ecografía como primera exploración complementaria.

La ecografía puede objetivar zonas de Tendinosis o Tendinopatía crónica hipo o hipervascular y permite la comparación con el lado sano, el control evolutivo y la administración de tratamientos ecoguiados con la máxima precisión.

La tendinitis o Tendinosis de tríceps es la causa principal del dolor en la parte posterior del codo.

Tratamiento:

Generalmente es un tendón muy fuerte y con gran capacidad de regeneración. Lo normal es que con la fisioterapia recupere sin problemas. El tratamiento se basa en la descarga muscular mediante Masaje Descontracturante o con Punción Seca, Neurodinamia o movilización neural para reducir el dolor y la Electrolisis Percutánea Musculoesquelética ecoguiada + ejercicio excéntrico. El éxito o el fracaso con la Electrolisis viene marcado por la precisión del tratamiento. Por este motivo siempre se realizará con técnicas ecoguiadas. Si la fisioterapia fracasa, se abre un abanico grande de tratamientos médicos que podemos realizar: El uso de Ozono, El uso de Plasma Rico en Plaquetas (P.R.P) o factores de crecimiento, Infiltraciones de Corticoides o incluso la microcirugía con técnicas ambulatorias mínimamente invasivas.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?