Distensiones ligamentosas (colaterales) o esguinces de rodilla

Patología distensiones ligamentosas esguinces de rodilla

¿Qué son los esguinces de rodilla?

Los esguinces de rodilla se producen cuando uno o más ligamentos de la rodilla se estiran o desgarran inesperadamente. Los ligamentos son tejidos cuya función es mantener unidos y alineados los huesos y articulaciones.

Las causas de los esguinces de rodilla son principalmente:

  • Movimientos bruscos: en los que apoyamos el pie y giramos rápidamente la rodilla, en los que saltamos y/o aterrizamos, etc.
  • Golpes directos sobre la rodilla: como pueden ser choques o tropiezos. O principalmente golpes laterales.

Anatomía:

Los ligamentos de la rodilla son principalmente 2:

  • 1) Ligamento lateral interno o medial. Como su propio nombre indica se encuentra en la cara interna de la rodilla y se lesiona cuando se realiza presión a través de la parte externa de la rodilla empujando ésta hacia adentro.
  • 2) Ligamento lateral externo. Situado en la cara externa de la rodilla. Su mecanismo de lesión es un golpe en la cara interna de la rodilla.

Sintomatología:

  • Dolor e inflamación (dolor con la palpación a punta de dedo)
  • Rigidez articular y disminución del movimiento
  • Inestabilidad al caminar
  • Bloqueo articular

Pruebas y exámenes:

El diagnóstico se llevará a cabo mediante la realización de la historia clínica, en la cual se recoja los antecedentes de la lesión y a través de la exploración física.

El test que nos confirmará la lesión de los ligamentos laterales de la rodilla serán los de estrés en valgo/varo:

Estrés en valgo positivo: Lesión del LLI.

Estrés en varo positivo: Lesión del LLE.

En la consulta también se le realizará una ecografía para confirmar el diagnóstico.

Grados:

Grado I: Cuando es un simple estiramiento, se habla de un esguince Grado I, que sería un desgarro de un número pequeño de fibras (un tercio) del ligamento que se acompaña de dolor, mínima hemorragia y derrame sin inestabilidad.

Grado II: Cuando existe la rotura parcial de las fibras ligamentosas (dos tercios) nos referiremos a un esguince Grado II. En este caso se está en presencia de una impotencia funcional moderada, dolor localizado, mayor reacción articular, acompañado de inestabilidad, aunque con una movilidad ligeramente anormal.

Grado III: Si la rotura es completa, estamos en presencia de un esguince Grado III, que es considerado grave.

Tratamiento:

El tratamiento y el tiempo de recuperación dependerá mucho del grado del esguince. En un esguince leve, el reposo, la aplicación de hielo, un vendaje funcional y la ingesta de AINES puede resultar suficiente. En esguinces más graves se aplicará radiofrecuencia regeneradora (Diatermia), Ultrasonidos U.S, corrientes T.E.N.S antiinflamatorias, Electrolisis Percutánea Musculoesquelética aplicada a través de una aguja que se introducirá en el ligamento dañado (siempre visualizado mediante ecografía) y en los casos más graves requerirán de terapia biológica regenerativa: Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o factores de crecimiento.

Datos de contacto
Horario de atención
  • Lunes-Viernes: 09:00 –  14:00
    Tardes:  16:00 – 20:00
  • Sábados: 09:00 –  14:00

¿Tienes alguna pregunta o duda acerca de esta patología?